6 formas de evitar la extorsión telefónica

Cada vez es más común escuchar historias sobre personas que han sido víctimas de extorsión telefónica. Primos lejanos que fueron atrapados en la frontera intentando cruzar a México; concursos millonarios en los que has ganado casi por casualidad; o inclusive familiares hospitalizados que necesitan atención urgente para no perder la vida.

Podría resultar obvio darse cuenta que se trata de una extorsión, pero ciertamente en el momento que pasa se viven tantas emociones que terminamos por caer y convertirnos en víctimas de estos delincuentes que encontraron una nueva manera de hacerse de dinero. Cabe resaltar que la mayoría de estos delincuentes se encuentran recluidos por lo que es muy difícil que de verdad tengan vigilada la situación; y a pesar de que conozcan datos personales, lo más seguro es que los consiguieron de forma indebida en algún directorio, o con alguna llamada anterior a la de la extorsión.

1.Nunca proporciones datos personales tuyos ni de nadie más. Obtenerlos es la mejor vía para realizar estos actos delictivos. Nadie tiene derecho a pedirte información confidencial.

2. Mantén la calma. Te digan lo que te digan, siempre es mejor atenderlo de forma tranquila para tener claridad en las ideas. De esta manera podremos identificar mucho más fácil si se trata de una extorsión.

3. Cuelgue de inmediato y evite prolongar la conversación. Por ninguna razón vuelva a contactarlos o a amenazarlos. Si insisten en llamar de nuevo, apaga o desconecta el teléfono.

4. En caso de ser necesario, localice a sus familiares para estar completamente seguro que todo está bien.

5. Por ninguna razón realice depósitos o transferencias bancarias.

6. Denuncia al 089 o 066 para buscar a los responsables y de esta manera evitar que vuelva a suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *